Preparing a Dinner Table for Success

Preparar una mesa para el éxito

Diseñar la mesa es una forma de hacer que una comida sea especial y acogedora. Ya sea que esté sentado en el desayunador, en el porche trasero o en la mesa del comedor, desea que la decoración de su mesa sea un reflejo de la atmósfera que desea crear. Decorar tu mesa según las estaciones seguramente impresionará, pero no olvides agregar siempre algunos toques de estilo personal cuando estés preparando el ambiente. No importa qué estética pretendas lograr, aquí tienes algunos consejos infalibles que te ayudarán a realzar tu decoración de mesa:


1. Configuración de la base:
Puedes transformar cualquier mesa en un lugar lujoso para sentarte con el mantel adecuado. Un buen mantel no solo protegerá su mesa de platos calientes y derrames, sino que también agregará un toque decorativo o un toque de color sin agregar desorden adicional a su área de comedor. Los caminos de mesa también pueden ayudarte a lograr esto, ya sea colocándolos solos sobre una mesa desnuda o combinándolos con un mantel completo.


2. Vajillas, Cubiertos y Cristalería:
Su selección de vajilla debería ayudar a mejorar su estilo de decoración sin dejar de ser funcional y apropiada para la comida. Colocar capas de piezas de vajilla, como un plato llano, un plato de ensalada y un tazón de sopa, ayuda a darle más profundidad a la mesa. Organice sus utensilios en el orden en que se utilizarán. El cuchillo va a la derecha del plato con el borde afilado hacia el plato, el tenedor va a la izquierda del plato y la cuchara va a la derecha del cuchillo. Si está sirviendo ensalada o sopa, coloque los utensilios adecuados en el extremo izquierdo del tenedor. Coloque el vaso de agua a la derecha del plato y, si está sirviendo vino, coloque el vaso de vino a la derecha del vaso de agua. La vida ya es bastante difícil, arreglar el lugar no debería serlo.


3. Debajo de los platos:
¡Agregar un mantel individual también es una manera maravillosa de agregar otra capa a tu lugar! Los manteles individuales vienen en todas las formas, tamaños y texturas. Ofrecidos en una variedad de materiales, incluidos papel, tela, bambú, plástico, vinilo, cuero, algodón, poliéster, lino, arpillera, los manteles individuales son una forma versátil de agregar interés visual y funcionalidad a la mesa. Diviértete eligiendo uno que refleje y eleve tu decoración actual para lograr la máxima cohesión.


4. Elija las servilletas adecuadas:
La ocasión dictará el tipo de servilletas que debes elegir. Para ocasiones formales, considere usar servilletas de tela de un color neutro, como blanco o marfil. Para ocasiones informales, puedes utilizar servilletas de papel o tela en una variedad de colores y diseños. Piense en la combinación de colores: si la mesa presenta colores llamativos o brillantes, considere usar servilletas de colores neutros para equilibrar la apariencia. Si la decoración de su mesa presenta tonos neutros, puede usar servilletas coloridas o estampadas para agregar interés. Las servilletas vienen en una variedad de tamaños y estilos, incluidas dobladas, enrolladas o drapeadas: ¡las opciones son infinitas!


5. Todas las pequeñas cosas:
Una vez que tu mesa esté puesta, ¡es hora de sumergirte en la decoración! Cuando se trata de decoraciones, incorporar flores es una excelente manera de darle vida a su espacio; ya sea a través de estampados florales o flores vivas, agregar un poco de vegetación a la habitación es una manera maravillosa de realzar un estilo orgánico. Para una sensación más romántica o íntima, cene a la cálida luz de las velas. Agrupe grupos de velas de té con velas más altas y cónicas para mayor interés visual y un efecto de iluminación perfecto para una cita nocturna. Para agregar un toque más personal a tu espacio, incluye pequeños objetos o chucherías como figuritas, frutas o artículos sentimentales.


No existe una única forma correcta de poner la mesa. Es importante elegir el estilo que funcione mejor para usted y sus invitados, pero recuerde que lo más importante de la mesa es la compañía que la rodea.

Regresar al blog